Mesón Las Moreras, S.L.

                                                         Restaurante Brasería La Plaza Asador

 

El tapeo y la tertulia, un clásico en Las Moreras

     En toda la geografía española existe la costumbre de tomar el aperitivo que, dependiendo de la región, recibe diferentes nombres.

     El origen de la tapa se remonta a la época de Alfonso X.  El monarca aconsejaba acompañar el vino con algún alimento sólido, como fiambre, queso ó una loncha de jamón que, al mismo tiempo, servía para tapar la jarra y evitar que cayeran impurezas.

     La bebida clásica que acompaña a la tapa es el vino, normalmente el propio de la región:  el chacolí en el País Vasco, el jerez fino en Andalucía, el penedés en Cataluña, el rioja en las dos Castillas y La Rioja, el ribeiro en Galicia... 

     El tapeo es un rito que se desarrolla frente a la barra de un bar y que conjuga una tertulia animada, un vaso de buen vino y una extensa variedad de tapas que abarca toda clase de alimentos. 

     En MESÓN LAS MORERAS podemos distrutar de esa liturgia de los sabores que son las tapas, los pintxos, los fritos, los platillos y las cazuelitas regados, siempre, con un buen vino, una cerveza fresca de trago largo ó trago corto ó un fino de Jerez.

      El pintxo, y lo que representa, gran hallazgo del País Vasco, es más reciente.  Nace en el extrarradio de la capital donostiarra y alude a una variedad extraordinaria de tapas con gran contraste de aromas, colores y ricos sabores.  San Sebastián pone al alcance de quien quiera recorrer sus barrios e innumerables establecimientos  una variadísima gama de pintxos.

     La diversidad de productos que ofrece la gastronomía de nuestro país, junto con sus excelentes vinos, invita a saborear estos suculentos tentempiés antes de la comida principal.

     En los últimos años se ha notado el descenso de estos momentos de reunión, quizás fruto de la crisis que nos atenaza ó, posiblemente, por el acelerado estilo de vida que impedía dedicar un rato a tan agradable ocupación como es deleitar el paladar y el fomento de las relaciones sociales.

     Sin embargo, en MESÓN LAS MORERAS, se nota un resurgir alentado por las nuevas generaciones y, por otro lado, se comienzan, nuevamente, a consumir las tapas y esos platillos y cazuelas como seis ó más entrantes de lo que, actualmente, estamos llamando "cenar de picoteo".

     MESÓN LAS MORERAS ofrece una infinita variedad de pequeñas muestras de la cocina, clásica y actual, capaz de deleitar y sorprender los sentidos desde el principio de la calidad de sus productos y la preparación "en el momento" de esa pequeña muestra de nuestra cocina.

     La variación y las novedades se suceden todas las semanas, permaneciendo las especialidades de la casa.